Ser "au pair", un trabajo controvertido

Ser "au pair" permite aprender un idioma y conocer una cultura, sin gastar una fortuna y en un entorno familiar. Pero ¿tiene un lado oscuro?

Actualizado a

ser au pair controversia
Imprimir

Entre las maneras de aprender inglés, una de las que tienen más potencial para acelerar el proceso es la conocida como “full immersion” (traducido como “plena inmersión”, significa “inmersión lingüística”). La mejor manera de experimentar una inmersión lingüística es viviendo durante una temporada en el país cuyo idioma se quiere aprender. Es una experiencia ideal, pero económicamente fuera del alcance de muchos: implica costear traslados, alojamiento y comida. Es así como muchas personas jóvenes deciden embarcarse en una aventura popular, pero también controvertida: trabajar como au pair. ok

"Au pair" es el nombre de una ocupación (occupation) y un acuerdo de empleo (employment agreement). Los "au pair" son personas -mayoritariamente mujeres jóvenes- que viven con una familia de acogida (host family) a la que suelen ayudar, entre otras cosas, a cuidar de los niños. A cambio, reciben alojamiento, manutención y, en algunos casos, una pequeña paga, así como la oportunidad de aprender un nuevo idioma y conocer un país nuevo, todo en un ambiente familiar. De hecho, el término traducido del francés significa “a la par” y se adoptó para librar a la actividad del estigma que tiene la tradicional relación entre empleador y trabajadora doméstica.

La historia de este sistema se remonta a la Suiza del siglo XVIII. La de acoger a una persona era una práctica muy común entre las familias de clase alta. Nació ligada al aprendizaje de otros idiomas y como experiencia cultural en general, así como predominantemente femenina. Su nombre, sin embargo, se originó en Francia en el siglo XIX, cuando muchas jóvenes inglesas llegaron al país para tomar este papel. Con el tiempo, la oportunidad de convertirse en una "au pair" ha pasado a representar la posibilidad de conocer un país y un idioma nuevos sin necesidad de invertir grandes sumas de dinero. El programa ganó gran popularidad tras la Segunda Guerra Mundial. El European Agreement on Au Pair Placement se firmó en 1969 en el Consejo de Europa, entrando en vigor en 1971.

SER AU PAIR HOY EN DÍA 

Actualmente, un "au pair" (también puede ser hombre) vive con su familia de acogida un máximo de dos años. Su jornada laboral (working hours o working time) es de 30 horas semanales. Existe, además, la posibilidad de que tenga que realizar horas extras de trabajo, que suelen estar ligadas al cuidado de menores. Un acuerdo estándar prevé un salario, alimentación, habitación privada y transporte.  

Los "au pair" se caracterizan por su juventud: con una edad mínima de 18 años, que en Inglaterra es excepcionalmente de 17, la edad máxima es de 30. Además, deben tener un certificado de buena conducta sin antecedentes policiales (Criminal Record Certificate) y uno de salud. El Consejo de Europa establece que, en la Unión Europea, un "au pair" debe ganar entre 200 y 400 euros mensuales, aconsejando además que cada familia acuerde un modelo de contrato.  

UNA ACTIVIDAD CONTROVERTIDA 

En la teoría, la actividad de "au pair" es un intercambio beneficioso para todas las partes involucradas.  Sin embargo, desde hace algunos años es objeto de debate. Aunque el programa está regulado, existe en un limbo en el que cada familia llega a acuerdos diferentes con los jóvenes. Las tarifas que se pagan están muy por debajo del salario mínimo, en contraste con las horas y condiciones de trabajo, que a menudo son intensas. La baja remuneración económica es justificada con el argumento de que las y los au pairs tienen garantizados techo y comida. Sin embargo, expertos en el tema, como la profesora de la American University Law School Janie Chuang, han argumentado que, tras el mito del “intercambio cultural”, se esconde una pesada explotación de las jóvenes au pairs, muy alejada de la paridad de un intercambio y más cercana a ser un chollo para las familias anfitrionas.  

De acuerdo con un artículo publicado en la BBC:

- "A leading expert on the employment of au pairs in the UK has described the way in which they are recruited as "like the Wild West. Dr Rosie Cox, of Birkbeck, University of London, is calling for action to prevent them from being exploited. Although no official figures exist, Dr Cox said there could be up to 100,000 au pairs in the UK, with about 75% based in London and the South East. She said the system had become a "free-for-all" since 2008."

"Una destacada experta en el empleo de au pairs en el Reino Unido ha descrito la forma en que se las contrata como "el salvaje Oeste". La doctora Rosie Cox, de Birkbeck, Universidad de Londres, pide que se tomen medidas para evitar que sean explotadas. Aunque no existen cifras oficiales, la doctora Cox afirma que podría haber hasta 100.000 au pairs en el Reino Unido, de las cuales alrededor del 75% viven en Londres y el sudeste del país. Según ella, el sistema se ha convertido en una "batalla campal" desde 2008".

Las dos vías más seguidas por los aspirantes a au pair y las familias que las buscan son las agencias y los sitios web especializados. En algunos países, contratar a una agencia reconocida no es opcional: es un requerimiento para obtener la visa au pair. ¿Qué pasos deben seguir los aspirantes a este puesto?

  • Crearse un perfil. 

Cuanto más detallado posible, que incluya tanto experiencias que definen al potencial au pair como profesional y persona responsable, como sus objetivos en este proyecto. Elegir la zona de la ciudad en la que se busca una familia de acogida. En grandes ciudades, la zona en la que se vive puede transformar completamente la experiencia que se tiene de ellas.  

  • Una llamada dice más que mil mensajes. 

Para hacer una prueba de química y echar un primer vistazo a la dinámica que puede crearse con la familia, es indispensable realizar una videollamada para comprobar que hay buen rollo correspondido. 

  • Technicalities. 

En inglés, esta palabra significa “tecnicismos”, y se usa para referirse a los tediosos aspectos prácticos que tanto tiempo suelen llevar. Es importante considerar cuánto dinero está dispuesta a pagar cada familia, así como el que se necesita en el país al que se acude. A pesar de que el alquiler, evidentemente, esté cubierto, es importante asegurarse de que se tiene acceso —o dinero para conseguirlo— a servicios como la sanidad. 

Esta manera de aprender un idioma nuevo genera todo tipo de opiniones. Es, sin duda, un producto de un tiempo en el que bienes que pueden ofrecer las familias, como un alojamiento y comida, marcan una gran diferencia para jóvenes que quieren aprender un nuevo idioma.

More in Explore

TODAY’S TOP STORIES

Australia: Take Only Memories, Leave Only Footprints

Places

Australia: Take Only Memories, Leave Only Footprints

Un proverbio atribuido a los pueblos indígenas de Australia sirve de consejo e inspiración para quienes visiten esta fascinante nación insular cuya riqueza y diversidad no tienen parangón.

Alex Phillips