El inesperado ingrediente de la salsa inglesa más inclasificable e impronunciable

¿De qué está hecha la salsa inglesa más famosa? Desvelamos el secreto de un condimento universal nacido en Worcester, con una receta misteriosa y un nombre impronunciable.

Actualizado a

Salsa inglesa
Imprimir

La Worcestershire, esa salsa inglesa con un nombre que parece un trabalenguas, ha dejado una marca indeleble en el mundo culinario. ¿Alguna vez te has preguntado qué hay detrás de este condimento tan icónico? Desde sus modestos orígenes en la ciudad de Worcester, Inglaterra, hasta su expansión global, la historia y las curiosidades que rodean a esta salsa son tan cautivadoras como su indescriptible sabor. Acompáñanos a descubrir los secretos de la salsa Worcestershire, un tesoro de la gastronomía británica apreciado en todo el mundo.

Historia de la salsa Worcestershire

La historia de la salsa inglesa se remonta al siglo XIX en la pintoresca ciudad de Worcester, Inglaterra. Se dice que dos químicos británicos, John Wheeley Lea y William Henry Perrins, fueron los creadores de esta deliciosa mezcla, aunque no de manera intencional. La leyenda cuenta que intentaron recrear una salsa india picante que Lord Marcus Sandys, ex gobernador de Bengala, había probado durante sus viajes al Imperio Británico en la India.

El resultado inicial de su experimento fue desastroso. El sabor era abrumador y desagradable, así que decidieron dejar la mezcla en barriles de su sótano y olvidarse de ella. Sin embargo, el destino tenía otros planes para esta peculiar mezcla. Después de dos años, Lea y Perrins redescubrieron la salsa y, para su sorpresa, el sabor había mejorado considerablemente con el tiempo. Intrigados por este cambio, decidieron embotellar la salsa y ponerla a la venta. Así nació la salsa Worcestershire, bautizada por su lugar de origen, que rápidamente se convirtió en un éxito local.

Su sabor único y su capacidad para realzar el sabor de los platos rápidamente atrajeron la atención de los chefs y amantes de la comida en toda Inglaterra. En 1837, Lea & Perrins, la empresa fundada por Lea y Perrins para producir la salsa, comenzó a comercializarla a nivel nacional.

Su viaje hacia la fama mundial comenzó cuando un marinero británico la llevó consigo en un viaje a Estados Unidos, donde ganó popularidad rápidamente, convirtiéndose en un ingrediente esencial en la cocina americana. Desde entonces, la salsa Worcestershire ha viajado por todo el mundo y se ha convertido en un elemento básico en muchas culturas culinarias.

Ingredientes y usos culinarios: el secreto de su sabor único

La receta exacta de la salsa Worcestershire es un secreto celosamente guardado por la compañía Lea & Perrins, aunque se sabe que incluye una compleja mezcla de ingredientes como vinagre, melaza, anchoas, tamarindo, chalotas, clavo de olor, ajo, chiles y especias diversas. La fermentación es clave en su proceso, permitiendo que los sabores se mezclen y desarrollen, creando un perfil de sabor único que combina lo dulce, lo salado, lo picante y lo ácido en un equilibrio perfecto.

Pero el ingrediente inesperado que da a la salsa Worcestershire su carácter distintivo es el pescado fermentado, en concreto las anchoas, que se someten a un proceso de fermentación de hasta 18 meses. Esta larga y curiosa elaboración transforma el pescado en un ingrediente completamente nuevo, aportando un sabor profundo y salino a la mezcla.

Anchoas

La versatilidad de la salsa Worcestershire es una de las razones fundamentales de su popularidad. Se utiliza en una amplia variedad de platos para realzar su sabor, desde carnes a la parrilla hasta sopas, salsas, aderezos y cócteles. Su característico sabor umami y ligeramente picante la convierten en un complemento perfecto para una gran variedad de platos, tanto tradicionales como contemporáneos.

En la cocina británica y estadounidense, la salsa Worcestershire es un ingrediente básico en platos como el filete inglés, el chile con carne y cócteles como el Bloody Mary y el Michelada. Además, se puede utilizar como condimento para adobar carnes, mariscos y verduras, o como ingrediente en la preparación de salsas caseras, como la salsa barbacoa o la salsa tártara.

¿Te interesan las curiosidades de la comida inglesa? ¡Speak Up es para ti! Descubre cuáles son los 9 alimentos ingleses que los españoles aman u odian, incluyendo, por supuesto, ¡la Marmite! También puede interesarte conocer cuáles son las 9 cosas de la comida típica británica que debes probar al menos una vez.

¿Y si te adentras en la cultura británica mientras llevas tu inglés al siguiente nivel? Con el método único de Speak Up es posible. Así funciona: nuestros suscriptores tienen acceso a cientos de artículos que pueden leer y escuchar, leídos en inglés por hablantes nativos. Cada artículo incluye un glosario, para aprender nuevos términos, y una serie de ejercicios. Porque la gramática en contexto es la forma más efectiva de mejorar constantemente tu dominio del inglés, suscríbete ahora a Speak Up web. Y si te unes a nuestro canal de Whatsapp recibirás diariamente dos divertidos ejercicios para practicar rápidamente inglés on the go. Es rápido y gratuito, únete ahora.

La salsa Worcestershire por el mundo

La salsa Worcestershire, conocida en algunos lugares simplemente como salsa Worcester, continúa cautivando los paladares de personas en todo el mundo, a pesar de la dificultad que algunos enfrentan al intentar pronunciar su nombre. Hoy en día, esta delicia culinaria es producida por varias marcas, y en cada país se han desarrollado versiones locales que se adaptan a los gustos y tradiciones específicas de cada región.

En España, una de las opciones más populares y accesibles es la salsa inglesa Mercadona, que ha sido cuidadosamente ajustada para satisfacer los paladares locales mientras conserva la esencia de la receta original.

Ahora que has aprendido un poco más sobre esta deliciosa salsa, ¿te atreves a pronunciar su nombre correctamente? A primera vista, puede parecer un rompecabezas lingüístico, pero una vez que descubres el truco, es pan comido. Se pronuncia "WOO-ster-sheer", y no 'Wor-CESTER-shire', como a veces se escucha. La clave está en la doble "O", que suena como en "good" o "wood". Además, en la pronunciación inglesa, muchas letras se omiten, lo que hace que el nombre sea mucho más corto de lo que parece a simple vista.

En resumen, la salsa Worcestershire es mucho más que un simple condimento. Es el resultado de una fascinante historia de experimentación, descubrimiento y tradición culinaria.

More in Explore

Crema inglesa: historia, receta y cómo servirla
iStock

Tips and resources

Crema inglesa: historia, receta y cómo servirla

La crema inglesa es una de las cremas básicas de repostería. Se elabora con muy pocos ingredientes y está deliciosa sola o como acompañamiento de otros postres. ¡Aquí tienes la receta paso a paso!

Julia Nigmatullina

TODAY’S TOP STORIES

Medical English: Lifting the Language Barrier in Health
Gtres

Language

Medical English: Lifting the Language Barrier in Health

El sistema de salud pública del Reino Unido ha iniciado una campaña para acercar el lenguaje médico al gran público y favorecer así las comunicación entre los pacientes y los profesionales sanitarios.

Conor Gleeson